sábado, 20 de febrero de 2016

Aquí...

Perdón si parezco desinteresado,
o si no estoy escuchando,
o me mantengo indiferente.
Realmente no tengo nada que ver aquí.

Como mis amigos están aquí, vine también,

pero realmente me gustaría estar en casa con mis movidas.
Esas que no le interesan a nadie mientras yo me fumo todas las demás.
Sigo en este sitio con gente que jamás se ha preocupado por mí.
No bailo, no pregunto, no necesito tener pareja. No soy aquel.
Puedes irte, desaparecer y disfrutar de tu tiempo sin fin.

Estaré aquí, en algún lugar de esta esquina,
bajo nubes de marihuana y este ruido que no para de molestar.
No oigo nada, ni tampoco escucho esa música que solo pretendo obviar.
No quiero saber nada de ti, por lo que dile a mis amigos que estaré aquí.
Mejor no digas nada y así nos evitamos unas cuantas rayadas.

Aquí, aquí...
Me pregunto a mí mismo qué cojones hago aquí.
Aquí, aquí...
No puedo aguantar hasta que todo se rompa aquí.

Perdón si no me impresiona nada de esto,
estoy en modo antisocial y pesimista, pero normalmente no estoy así.
Sé que solo quieres lo mejor y tus acciones no me molestan.
Pero realmente preferiría estar con mi gente,
cantando, bebiendo y dándolo todo entre palabras sinceras.
Debatiremos nuestros grandes sueños y cómo conquistaremos todo.
Por lo que te pido disculpas, pero me quedaré aquí.
No estaré en ese sitio cotilleando sobre el odio y la desidia.
Sigo sin entender por qué estoy aquí.
Es mucha carga llevar conmigo toda la responsabilidad y el frenesí.
A veces hasta el mismo diablo se quema en su infierno carmesí.
El pegamento pronto dejará de funcionar ahí.

Aquí, aquí...
Me pregunto a mí mismo qué cojones hago aquí.
Aquí, aquí...
No puedo aguantar hasta que todo se rompa aquí.

Horas después todo sigue igual,
la misma gente soltando el mismo odio y las mismas lágrimas.
¿Cómo pude llegar hasta aquí?
Dile a mis amigos que estaré listo cuando ellos lo estén.
Mientras miraré ese Twitter que salva vidas por las madrugadas.
Escucharé baladas mientras todos gritan entre poesías de dolor.
Sé que seguiré aquí, aunque todo me pese más que el mismo mundo.

Aquí, aquí...
Me pregunto a mí mismo qué cojones hago aquí.
Aquí, aquí...
No puedo aguantar hasta que todo se rompa aquí.

Al final todo el sufrimiento será para mí.
El que acabará perdiendo está aquí,
escribiendo versos de canciones olvidadas
y traduciendo letras demasiado alteradas.
Perderé a quienes más quiero, yo lo sé,
pero al final me quedaré aquí. 
Aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario