martes, 10 de diciembre de 2013

Machispaña...

España estaba sumergida en un océano por el que los hombres surcaban sus travesías y las mujeres adornaban su trayecto como sirenas, eran utensilios, aparentemente débiles, privadas de libertad en muchos ámbitos y condicionadas en los gustos y decisiones que tomaban en sus vidas. En pleno siglo XXI quiere sonar utópico el hecho de que sigan existiendo conductas varoniles dominantes en nuestro país, pero lo cierto es que todavía quedan muchos lagos y lagunas por secar. Sigue arraigada en la sociedad la idea de que la mujer debe complacer al hombre, apenas veinte de cada cien jóvenes asocia el concepto de maltrato de género con machismo y podemos observar claramente que las relaciones de pareja están totalmente controladas (favorecido esto con vías como WhatsApp o las redes sociales). Todo esto siempre se nos muestra oscurecido y maquillado para poner en segundo plano las impurezas de un país que todavía padece.

Podemos buscar referencias a esto en cualquier lugar, así que nos trasladamos al grandilocuente diccionario de la Real Academia Española para extraer pinceladas sexistas y machistas (acepciones copiadas literalmente) que nos ofrece el mismo: 
-Gozar: Conocer carnalmente a una mujer.
-Babosear: Obsequiar a una mujer con exceso.
-Hazana: Faena casera habitual y "propia de la mujer".
-Femenino: "Débil, endeble".
-Masculino: varonil, enérgico.
-Madre de familia: mujer "casada o viuda", cabeza de su casa.
-Padre de familia: "jefe" de una familia, aunque no tenga hijos.
-HuérfanoDicho de una persona de menor edad: A quien se le han muerto el padre y la madre o uno de los dos, "especialmente el padre".
*No están registrados en el diccionario términos como soldadora o herrera.

Leer estos términos debería hacer sangrar nuestros ojos a día de hoy. No podemos culpar del persistente (pero enormemente más reducido) machismo y sexismo en España a un puñado de letras tiradas en un montón de hojas, pero evidentemente reflejan las sombras que siguen escondiéndose en nuestro subconsciente debido a que muchos ciudadanos todavía relacionan de este modo los señalados conceptos. Estas sombras siguen brillando pero cada vez están más apagadas. No debemos despreciar el gran avance que hemos conseguido en nuestra sociedad pero todavía queda un rocoso camino que recorrer para que dejemos de infravalorar de una vez al género que nos da la vida.

2 comentarios:

  1. Primero, me dirijo al primer anónimo que parece que no sabe apreciar nada, critica sin fundamento ni argumentos cuando probablemente sea incapaz de rellenar un formulario y puede que sea otro de esos que alardean su ignorancia y juzgan irracionalmente lo que no saben hacer. Me encanta la cantidad de comparaciones que haces, siempre me apetece leer más de lo que que está escrito y las metáforas que haces también están muy bien. Dotas al lenguaje de una magia espectacular, me encantan las expresiones, recalco la de indagar dentro de nuestro Pepito Grillo de otro artículo que me sacó una sonrisa. A este artículo en concreto le has otorgado un gran interés sin necesidad de extenderse. Es un tema profundamente largo, me encantaría leer una segunda parte de Machispaña (título que le viene como anillo al dedo) porque las comparaciones y todo lo que plasmas es de muy buen agrado. Gracias por regalar lo que haces, un beso de una bloggera y también lectora tuya ;)

    ResponderEliminar
  2. Que pena la gente tan inculta que en diccionario de su mente no aya mas de 10 palabras.ĺastima me da de ellos....jose es increible lo sensible que eres como expresas las cosas y si no existiera la gente como tu este mundo no mereceria la pena!!! Eres especial saca partido de todo lo que saves aser porque aunque no seas consciente seguro estas ayudando a muchas personas!!!

    ResponderEliminar