martes, 28 de agosto de 2012

Juicio final...

Las nubes se levantan, el cielo se asoma,
la noche se despierta, el niño llora,
las aves reposan, los grillos cantan,
el tiempo se detiene, las lágrimas bailan. 
El primer golpe se establece en la mesa
y los culpables se miran mientras tiemblan.
Se acabaron las marionetas de circo
y los discursos de los mirlos,
es hora de juzgar aceptando la realidad.
Porque tú has acabado siendo esa serpiente
que brilla y me inyecta el veneno lentamente,
que disfruta haciendo cambiar de opinión a la gente
y que no sufre cuando hace herir a los demás profundamente.
Es un dolor escondido tras palabras sin sentido,
es una pena retirada 
que se oye con el lamento de las campanas.
El segundo golpe dicta sentencia violenta
haciendo que las espinas se claven sangrientas,
que las esposas se aten sin paciencia
y los recuerdos fluyan en nuestras conciencias.
Eres el ladrón que robó mis emociones
y quiso cambiarlas por tristes canciones
que eran las que dominaban mi vida
pero te habías equivocado 
porque nunca escuché esa melodía
y siempre amanecía con una sonrisa cada día.
El tercer golpe se ha establecido 
y puedes caminar hasta la ruta del castigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario