jueves, 30 de agosto de 2012

El amor...

El amor es ese ángel que con ilusión te ilumina
y con duras penas te castiga,
es un enviado celestial 
que crea nostalgia a los tres minutos de no hablar.
Te hace caer en un sueño precioso
protagonizado por una doncella de ojos hermosos,
azules, verdes, marrones, no lo sé
pero los quiero ver una y otra vez.
Me hechiza a la diosa de la ternura
a la que admiro con locura,
es la maestra de mis sentimientos y emociones
que arden entre explosiones de colores.
Convierte a tu corazón en un castillo de fragilidad,
nos hace vivir una magia inmortal
y transforma nuestras lágrimas en deseos hechos realidad.
Todos somos estúpidos en el amor
y volveremos a amar al mismo corazón que nos hizo dolor
y perdonaremos e incluso olvidaremos 
errores que nos atrapan en oscuros recuerdos.
El amor es esa droga que nos consume
y crea adicción hasta que quizás nos une
pero cuando no está, crea un vacío emocional
que ni con grandes ánimos se puede curar.
Me dará la vida y también me la quitará,
me sumergirá en el mar de la felicidad pero me ahogará,
construirá nuestro hogar aunque el viento se lo llevará,
nos pintará sonrisas y borrará alegrías
pero siempre estaré feliz al verte cada día.
No hay ley ni economía para amarnos
así que aprovechemos que no hay crisis aquí para vivir soñando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario